jueves, 13 de mayo de 2010

BAÑOS ACTUALES





El concepto actual de baños va mucho allá de los espacios para el aseo y el arreglo personal. Son espacios de relajación, tranquilos e íntimos, donde podemos encontrar momentos para estar con nosotros mismos. No importa que tan pequeño sea el baño, éste debe ser ante todo cómodo y funcional. Detalles como los revestimientos, los pisos, las griferías, los vessels, los colores, los materiales vienen a enriquecer su estética. Las propuestas de Corona son líderes en esto.


Hoy por hoy el baño está llamado a ser uno de los espacios protagonistas de la escena doméstica. Allí podemos crear un lugar especial, propio, en donde encontrarnos con nosotros mismos. Teniendo en cuenta esto, lo más importante es que podamos  hallar en él funcionalidad y comodidad, no importa su tamaño, para que podamos hacer de éste un lugar especial del cual podemos apropiarnos todos los días.

Pensando en espacios más funcionales y prácticos, las tendencias de Corona en baños se van por muebles más compactos, con mesones más cerrados, ojalá suspendidos, favoreciendo una mejor higiene en el baño. Los vanities vienen a jugar un papel primordial, pues son muy funcionales y ocupan muy poco espacio, una solución integral entre lavamanos, mueble y grifería. Pisos y revestimientos también están disposición de quien quiere darle un carácter especial a los baños.

martes, 11 de mayo de 2010

A LA MESA














Uno de los grandes placeres de la decoración es el diseño y la “puesta en escena” de la mesa, sobre todo cuando contamos con propuestas de vajillas y complementos novedosos y dinámicos. Corona tiene para esta temporada de comienzos de año una espectacular colección de cinco vajillas, ideales para la mesa al aire libre, bien sea en la ciudad o en el campo.
La alegría, los colores, las flores y las formas poco convencionales están a la orden del día, rompiendo con las propuestas tradicionales, dándole a la mesa un sentido estético mucho más fresco y brillante. Protagonistas importantes de la mesa actual, las vajillas contemporáneas se convierten en las mejores aliadas a la hora de vestir su mesa. Asegure su éxito con “Guadalupe”, “Cairo”, “Canaria”, “Cancún” y “Santamaría”.




FOTOS COLECCIÓN GUADALUPE 

Las flores son sin duda uno de los motivos de la temporada. Esta vajilla es una propuesta en color blanco con flores en gamas de azules y verdes, evocadores de la naturaleza. Sus formas redondas y semi redondas dan un toque de sensualidad y rompen con el esquema de la vajilla tradicional. La decoración puede irse con un mantel en alguno de los tonos de la vajilla, para darle uniformidad a la mesa a través del color. Piense también en un centro de mesa que siga la misma línea.


FOTOS COLECCIÓN CAIRO

Los arabescos son siempre bienvenidos a la mesa, en este caso en un diseño sencillo y limpio. Los tonos se van por el naranja, el vino tinto y el azul, en una combinación muy viva y alegre sobre fondo blanco. La originalidad está dada en este caso por una mezcla de formas diferentes en el conjunto de piezas: soperos triangulares, mugs redondos, platos cuadrados con esquinas redondeadas, creando un conjunto desenfadado e informal.


FOTOS COLECCIÓN CANCÚN

Evocadora de la tierra caliente, esta vajilla propone un diseño de flores y arabescos combinados. Los tonos siguen una línea alegre, dominada por el naranja, el verde, el vino tinto y el azul. Una buena opción para su mesa es combinar la vajilla con unos individuales en alguno de los tonos de las flores. Un centro de mesa sólo con hojas será un lindo detalle que no le quitará protagonismo a su vajilla.


FOTOS COLECCIÓN CANARIA

En una tendencia alegre y con algo de pop por la sencillez en el trazo de las flores, esta vajilla es muy versátil, pues puede vestir muy bien una mesa de desayuno, de almuerzo o para unas ricas onces en la tarde. Fresca y clara, cuenta con el sopero tradicional, amplio y más pando, y el bowl, más alto y estrecho. Vasos y copas en vidrio transparente pueden ayudar a complementar la mesa.



FOTOS COLECCIÓN SANTAMARÍA

Retomando el tema de la vajilla un poco más tradicional, la colección Santamaría propone arabescos mucho más elaborados, evocando el labrado de las vajillas antiguas. Esto le da un toque de elegancia al conjunto, sin por ello perder el sentido de informalidad de la mesa al aire libre. Unas lindas copas azules complementarán maravillosamente su diseño.


EL MEJOR COMPLEMENTO

Uno de los complementos de mesa más prácticos y funcionales son definitivamente los mugs. Altos o bajitos, de boca ancha o más estrecha, se han convertidos en piezas fundamentales a la hora de poner la mesa. Pueden ser protagonistas en el desayuno o en el chocolate de la tarde, o cumplir un papel secundario, pero no menos importante, al medio día o en la noche al momento de servir un café. La propuesta de Corona viene en colores planos y vivos. Su versatilidad los vuelve atemporales, de manera que se pueden adaptar a cualquier ocasión y combinar prácticamente con cualquier estilo de vajilla.

La otra propuesta de Corona para esta temporada es su colección de mugs infantiles, inspirados en las historias de Disney. Aquí se combinaron maravillosamente funcionalidad e imaginación. El toque divertido está dado por los personajes de Disney que los niños sienten muy cercanos. El diseño cuenta con un asa grande para que los pequeños puedan coger fácilmente los mugs. En cuanto al material, el plástico le da paso a la cerámica, mucho más higiénica y “ambiental”

Para finalizar, Corona también lanza su línea de set para pasantes y salsas en una línea de diseño muy oriental de trazos limpios y sencillos. Cada set viene con su juego de bowls en cerámica blanca y una base en madera como soporte. Los bowls son resistentes al horno microondas y se pueden lavar en lavaplatos. Dadas sus características, esta propuesta puede acompañar cualquier reunión o encuentro social.

martes, 4 de mayo de 2010

Hotel San Simón

MOMENTOS EN SAN SIMÓN

Localizado en el centro de Pereira, en la tradicional plaza de Bolívar de la capital risaraldense, el hotel San Simón se convierte en una alternativa de descanso y relajación para el viajero que quiere vivir una nueva experiencia sensorial. El diseño y la arquitectura, a cargo de Rodrigo Samper y su equipo de trabajo, han sido los grandes aliados de este proyecto.



La propuesta de diseño del arquitecto Rodrigo Samper en el que es hoy el hotel boutique San Simón tuvo que adaptarse a unas condiciones bien particulares del proyecto, pues si bien el edificio fue construido hace treinta años, quedó abandonado a su suerte durante todo este tiempo. “En este sentido el proyecto es nuevo. Sin embargo, tuvimos que adaptarnos a una estructura que ya existía, la cual de todas maneras tocó reforzar, y desarrollar el proyecto en estas circunstancias”, comenta Samper.

Contiguo a la catedral de Nuestra Señora, declarada patrimonio histórico de Colombia, y con vista a la famosa escultura El Bolívar desnudo del maestro Rodrigo Arenas Betancourt, el hotel está estratégicamente ubicado pues cuenta con tres centros comerciales a su alrededor, salas de cine y un centro empresarial que facilita hacer negocios cómodamente.

Universo de sensaciones

Para el dueño de San Simón, miembro de una familia de hoteleros de vieja data, el carácter de este espacio es el de un hotel spa donde los huéspedes pueden encontrar un pequeño refugio en la ciudad donde relajarse y experimentar nuevas sensaciones. Por ello cada detalle del diseño y de la decoración fue pensado en ese sentido.

Aromas, esencias, texturas, sonidos, colores y sabores, todo contribuye a generar espacios especiales. Por ejemplo, en cada habitación el huésped puede escoger sonidos o videos inspirados en la naturaleza y creados especialmente para descansar cuerpo y mente, de manera que la persona pueda experimentar momentos de relajación o un buen sueño al finalizar el día. Allí también el visitante encontrará todos los amenities (jabones, champús, sachets de olor, baños de espumas, gorros de baño, entre otros) diseñados con formas, colores y aromas especiales, en línea con la filosofía del descanso y la relajación.

Espacios especiales

La propuesta de Samper supo adaptarse y aprovechar las condiciones del lugar para lograr el hotel boutique que deseaba el dueño de San Simón. Si bien las áreas de entrada, comedor y habitaciones son de dimensiones más bien moderadas, el diseño con soluciones muy prácticas contribuyó a generar una sensación de mayor amplitud.

Las visuales limpias, la iluminación, las divisiones sutiles, el uso del color blanco, algunos puntos de color, entre otros elementos, contribuyen a ello. En el lobby por ejemplo, que es un espacio angosto, se recurrió al uso de grandes espejos que recorren a lo largo las paredes, lo cual ayuda a duplicar este acceso. Detrás del mostrador se dispuso como decoración un panel con una foto impresa en vidrio, la cual crea un “paisaje” natural muy invitador que le da vida al lugar.

El cielo raso se pintó de rojo, un detalle cálido y a la vez contemporáneo. Vale la pena destacar que en los muros de la entrada se utilizó un papel de colgadura plastificado con textura que simula el bambú, evocando de nuevo la naturaleza. Este efecto se repite en las paredes del comedor.

Siguiendo la filosofía de lugar de descanso y tranquilidad, el bar comedor se concibió como un espacio acogedor, casi familiar, donde comer y pasar un buen rato, incluso para desayunos y pequeñas reuniones de trabajo. La división entre el comedor y el bar se da sutilmente a través de una barra que se genera desde uno de los muros laterales para definir la zona de bar. En este espacio y para dar una mayor profundidad, la pared de atrás se pintó en un tono oscuro. En ella se instaló una franja de espejos que recorre el respaldo de lado a lado, dándole un toque de modernidad y ampliando a la vez este rincón. Para ocultar el aire acondicionado se levantó un muro suelto decorativo que es el gran protagonista del lugar.

En cuanto a la decoración, se reciclaron unas sillas de los años cincuenta recuperadas de un viejo hotel retapizadas con telas de flores rojas y negras muy contemporáneas, creando un contraste de estilos, muy vintage. Como parte integral del lugar y evocando otro elemento importante de la naturaleza, se perfiló una caída de agua muy discreta que al iluminarse en la noche le da un carácter mágico al lugar.

Sencillez y serenidad

Siguiendo el espíritu de diseño y decoración limpio y de pocos accesorios, con algo de influencia japonesa, se diseñaron las habitaciones del hotel. Espacios claros, iluminados con cuidado y retocados con algunos objetos bien escogidos definen los ambientes tranquilos de los cuartos.

Dadas las dimensiones de estas zonas, se recurrió a algunas ayudas prácticas para aprovechar el espacio y generar una sensación de mayor amplitud. El color blanco se impuso en paredes y pisos y en la lencería de cama. El detalle especial viene dado por los espaldares en madera wengue, muy simples, que recorren la pared.

Para delimitar el baño se recurrió a un cerramiento en madera y vidrio templado, evocando los diseños japoneses con papel de arroz. No sólo es un detalle sutil, sino que permite el paso de la luz, llenando de brillo todo el espacio. En el ángulo del muro se hace la división con una pequeña sala de descanso o de juegos para los niños.

El proyecto del hotel San Simón brinda el huésped una experiencia sensorial renovadora, donde el diseño y la arquitectura propuestas por Rodrigo Samper vienen a enriquecer el concepto de un lugar cálido, de tranquilidad y relajación en pleno corazón de Pereira, lo cual lo convierte en el perfecto hospedaje de la ciudad.
 

blogger templates | Make Money Online